Hay  mañanas en las que servidora se levanta extraña, y piensa en muchas cosas, busca muchos por qué que no encuentra y soluciones  a esos por qué que tampoco encuentra.Hoy me pregunto porque con casi veinte años sigo sola, preocupada por mil cosas y con un miedo terrorífico a  qué va a ser mañana.

 

Y hoy ha sido diferente, porque he pensado que  a lo mejor el problema lo tengo yo misma, a lo mejor es que me preocupo demasiado por las cosas, por lo que puede pasar, por lo que no… A lo mejor ha llegado la hora de mirar hacia delante, de no preocuparme tanto por las cosas y disfrutar de cada paso, porque una cosa está clara, y es que cada paso hace camino. Ahora toca disfrutarlo todo, disfrutar de cada momento en la facultad, de cada momento con mis amigas, de cada momento en la parroquia…porque todo eso hace que sea lo que soy.

 

Ha llegado el momento de sonreír al mundo y de hacerlo todo fácil.

 

Anuncios

Señales

El otro día encontré este vídeo en el blog  de Hadasita y fue algo genial, me recordó tanto a mi conversión, a mi historia de salvación. A veces no somos conscientes de como algo tan simple como un vídeo que ni siquiera está en castellano puede tocarnos el corazón.

Mi vida era así, había oído hablar de Dios, estaba bautizada, iba a reli, había tomado la Comunión…pero no lo conocía. A veces me faltaba el Amor, estaba apagada, triste, caminaba sin un rumbo, sin una mera a la que dirigirme, caminaba sin Camino, vivía a ciegas porque no conocía la Verdad, no había visto la Luz y en definitiva, no tenía Vida.

hoy soy consciente de que Él no me había abandonado, Él también estaba ahí, enfrente de mi, observándome y mandándome notitas, pero no quería verlas. Hasta que un día giras la cabeza y ¡¡ tachán!! ahí está Él, y tu vida da un giro de 360 º, porque ahora si que conoces el Amor, ahora si que tu vida tiene un sentido, ahora en los otros ya no ves a compañeros de trabajo o competidores, ves a tus hermanos. Ahora cada minuto de mi vida tiene sentido, porque  se que es Él quien la sostiene.

Yo también me encontrare con otros dioses que quieran sustituirlo, pero Él siempre estará ahí, para venir a mi cuentro, para que pueda correr a sus brazos.

Antes que nada pediros disculpas por mi ausencia de estos días, con el comienzo de la universidad, la vuelta a la rutina, volver a adaptarte otra vez a la ciudad, el piso, los compañeros…la pereza me ha vencido.

Ahora ya en mi pueblo, en mi casa ,puedo decir que hoy ha sido un día de reflexión. Como algunos ya sabéis, vengo de una familia de agricultores, y este mes estamos  en plena recoleción de la cosecha y entre cepa y cepa uno tiene mucho tiempo para pensa, algo que a veces es genial y otras puede volverte loc@.

Esta tarde, resistiéndome a “agachar el lomo” y discutiendo  con mi padre  una pregunta ha golpeado mi cabecita y me ha mantenido en silencio toda la tarde:  ¿ Qué es lo que ha visto el Señor en mi para quererme tanto? es algo que no llego a comprender, no vengo de una familia  religiosa, no hago grandes cosas por los demás, tengo más comportamientos egoístas que generosos, me cuesta muchísimo encontrar ratitos de intimidad con Él; siempre hay mil cosas por encima de Él, mil excusas que ayudan a la pereza: las clases, los deberes, el cansancio, los deseos del cuerpo…cualquier cosa me sirve.¿ Y Él me quiere asi? Pues la verdad…no lo entiendo

Cuando he llegado a casa y he encendido el ordenador el Señor había preparado su respuesta para mí, y había usado un blog para darmela, Corazón Eucarístico de Jesús.Y ahí está, Él no me quiere por cómo soy, me ama por como es Él, me ama sin condiciones y por eso cada noche puedo acostarme sintiéndome su ojito derecho.

¡ Qué pena que  muchas veces no nos demos cuenta! No valoramos ese Amor y le damos la espalda, ponemos cualquier cosa por encima y no nos dejamos amar.No somos conscientes de que nada ni nadie puede darnos el amor que Él nos da cada día.

Y otra vez vuelvo a acostarme sintiéndome el ojito derecho de Papá…

Cada cosa en su momento

Curiosa la providencia del Señor, sólo hay que estar un poco atento para que sea Él quien te diga justo lo que necesitas escuchar; algo así es lo que me ha pasado hoy con el Evangelio.

Cuando comienza el agobio, que no sabes si tendrás tiempo para las clases, para las actividades extraescolares, el cate, el campa, ¡¡tiempo para Él!  Ves que te ahogas, que no vas a llegar a todo el mundo, que no vas a llegar a todo ¡¡HORROR!! Necesito días de 48 horas!!

Y cuando ya no sabes como cuadrar  todo llega Él y te dice que habrá tiempo para todo: habrá tiempo para ayunar y rezar y otro tiempo para comer y beber.  Habrá tiempo para reír y tiempo para llorar, pero cada cosa a su tiempo.

Y otra vez más el Señor vuelve a decirme lo que necesito escuchar, y vuelvo a sentirme super afortunada porque me ha dado la oportunidad de conocerlo y porque no hay nada como la sensación de irte a dormir sintiéndome su ojito derecho.

Un abrazo

PD: Está entrada se escribió anoche y tendría que haberse publicado anoche, pero es que…me está  costando arrancar con esto¡

En la orilla del camino

Aquí comienza otra nueva aventura, en al orilla del camino. A partir de ahora este sera un rincón para ver el mundo desde la orilla, para ver mi vida desde la orilla.

¿ Por qué en la orilla del camino? Me gusta ver mi vida con un camino, con grandes cuestas en las que el sol te pega de frente y piensas en rendirte, con zonas de sombra y descanso, con mucha gente que aparece dispuesta a tenderte una mano y acompañarte en el camino…miles de cosas conforman tu camino cada día, pero lo importante es que nunca dejamos de caminar, porque nuestro deseo es llegar a la meta, y a día de hoy tengo muy claro cuál es mi meta.

Y poco a poco descubres que es verdad, que el camino se hace caminando, el camino no es una senda, no es el suelo; camino es la persona a la que voy a tener que ayudar  y también la persona que me va a tender su mano, camino es aquella piedra que me encuentro y me hace  pensar en abandonar el camino.

¡ Bienvenidos  a mi camino!